Innovación para el bienestar y salud de perros y gatos. Por más de 40 años, Royal Canin ha trabajado con socios criadores y médicos veterinarios listos para avanzar cada vez más en la innovación y la precisión que nos permita formular soluciones nutritivas que satisfacen perfectamente las necesidades reales de los perros y los gatos.

Desde hace milenios, el perro se ha adaptado al lado del hombre, pero continua manteniendo sus requerimientos nutricionales y comportamiento específico. Conocerlos y respetarlos garantiza su bienestar y salud.

La naturaleza del gato siempre ha sido fascinante. Se adaptan con aparente facilidad a la vida cotidiana, sin embargo, tienen requerimientos nutricionales y ambientales propios. Conocerlos y respetarlos garantiza su salud y bienestar.

Debido a su composición, una dieta en Nutrición-Salud Royal Canin, proporciona todos los nutrientes esenciales para el bienestar y la salud de perros y gatos de acuerdo a su edad, su tamaño, su condición fisiológica o su raza.

Royal Canin es una empresa pionera en el desarrollo de alimentos de alta calidad para perros y gatos, enfocados en sus necesidades específicas.

Del crecimiento a la edad adulta

Imprimir Enviar a un amigo aA+ Aa- RSS
Cachorros de raza grande

Los MAXI

Los perros de razas grandes son aquellos cuyo peso adulto oscila entre los 26 a 44 kg. Son excelentes perros de pastoreo, rastreo, rescate, asistencia a las personas con discapacidad visual. Son fieles compañeros siempre dispuestos a acompañar a su amo en las salidas deportivas y su crecimiento debe ser especialmente monitoreado.

Perros de guardia como el Pastor Alemán, de búsqueda y rescate como el Pastor Belga Malinois, de pastoreo como el Brie y de asistencia como el Golden Retriever son en la mayoría de los casos perros de tamaño grande con capacidades para el trabajo. Potentes, dedicados, resistentes y excepcionalmente versátiles son capaces de convivir en un entorno urbano siempre que su necesidad de actividad al aire libre se cumpla. Su crecimiento se extiende sobre un total de 15 a 18 meses. Estos cachorros suelen tener una mayor sensibilidad digestiva que las de razas de tamaño pequeño

Un desarrollo óseo monitoreado

Durante su primer año el  cachorro de raza grande multiplica su peso por más de 80 veces, mientras que un perro de raza pequeña con un peso adulto de 10 kg multiplicará su peso al nacer sólo 20 veces y completará su crecimiento alrededor de los 10 meses de edad (e incluso a veces antes en razas TOY tales como el  Chihuahua). Estas diferencias explican por qué los desordenes de malformaciones óseas son casi exclusivamente encontrados en perros de raza grande, confirmando la importancia de la dieta para asegurar su posterior crecimiento. Insuficiente ingesta de proteínas o de calcio afecta el desarrollo de la estructura de los huesos. Por el contrario, una dieta con demasiada energía promoverá una temprana ganancia de peso exponiendo al cachorro a los trastornos óseos y articulares. Limitar la densidad energética combinada con adecuadas raciones, asegurará un mejor control de la tasa de crecimiento y minimizará los riesgos.

Alta sensibilidad digestiva

Después del destete, el sistema digestivo de un cachorro está inmaduro. Todavía no está listo para asimilar una cantidad excesiva de alimentos y es incapaz de digerir el almidón correctamente. Los cachorros MAXI muestran una mayor sensibilidad debido a su anatomía: su aparato digestivo es proporcionalmente menor que el de un perro pequeño y el tiempo de permanencia de los alimentos en el colon es mucho más largo, lo que se traduce en una mayor actividad fermentativa y pobre calidad de las heces. Un alimento Nutrición-Salud formulado con una combinación de nutrientes garantizando el equilibrio de la flora intestinal, con fibras como el psyllium que promueve el tránsito y la alta digestibilidad proteica, ofrece una seguridad digestiva óptima. Además, una ingesta de energía de alta calidad permite el desarrollo armonioso muscular.

Esta ingesta que tiene un alto valor nutricional adecuado concuerda con los altos requerimientos de los cachorros MAXI, previniendo cualquier riesgo de sobrepeso y por lo tanto cualquier riesgo de deformación ósea y articular.

El exceso de alimentación debe ser prohibido

Los dueños de perros grandes a veces piensan que si sobrealimentan a su mascota tendrá un tamaño más grande en edad adulta, pero esto no es así y el perro simplemente alcanza su tamaño adulto más rápidamente o incluso puede alcanzar una talla menor a la genéticamente determinada por un cierre prematuro de los cartílagos de crecimiento.

Sin embargo, este crecimiento precoz no es beneficioso, ya que el esqueleto inmaduro de estos perros y el exceso de trabajo inducen malformaciones óseas y articulares. No es común que los dueños de perros de razas grandes o gigantes complementen la dieta de su cachorro con suplementos ricos en calcio. Esta práctica sólo se justifica si el perro es alimentado con una dieta casera, es decir, preparada especialmente para el perro y en base a carnes, verduras y otros alimentos con almidón.

Si el perro consume un alimento completo formulado para el crecimiento, y por lo tanto con una ingesta controlada de calcio, esta práctica no solo es inútil sino también peligrosa. Investigaciones sobre necesidades de calcio en perros de razas grandes durante el crecimiento han establecido claramente que el exceso de calcio puede interferir con el crecimiento de los huesos y dar lugar a malformaciones óseas y articulares.